Creo que ha llegado el momento de actualizar la Web para incluir las dos últimas novelas que no aparecían. También quiero incluir algunos enlaces y eliminar los que ya no sirven, pero eso podía esperar, lo que no puede ser es que mi ayudante, la gata Candela no tenga presencia aquí, cuando es la protagonista indiscutible de mi vida en este momento.

Cuando creé esta Web vivía en Barcelona, pero la vida me llevó a Madrid. Allí recuperé mi mundo solitario, que nunca debí abandonar y con él mi rendimiento creció hasta el infinito. Pero en mi vida nada es definitivo y ya que estoy en ello, os cuento que hace unos meses me trasladé a la provincia de Málaga. Ahora sí que he recuperado mis orígenes, mi esencia y mi espíritu solitario ha conseguido expandirse hasta lograr que Candela y yo seamos muy felices la una con la otra. Nos perturba compartir el espacio, amamos la soledad en compañía.

Seguimos en contacto.